¿Me pueden despedir por una reestructuración?

por | Ago 22, 2023 | contrato de trabajo

¿Despedido durante una Reestructuración?: Explora las garantías legales para trabajadores en Chile bajo el artículo 161. Entiende la importancia de la acreditación de la necesidad por parte de las empresas.

E
Asesorate antes de firmar finiquito

El texto de reserva de derechos en el finiquito es fundamental quede correctamente escrito. Un mal texto de reserva de derechos, significará perder el caso.

DESPIDO POR REESTRUCTURACIÓN DE LA EMPRESA

Como trabajador, enfrentarse a un despido nunca es fácil. Pero cuando la empresa para la cual trabajas decide reestructurarse y te ves afectado bajo el pretexto de necesidades de la empresa, es vital entender tus derechos y las circunstancias bajo las cuales se puede aplicar esta causal. Aquí te presentamos lo que debes saber al respecto. Todo lo anterior, con el objeto de que antes de que firmes tu finiquito, evalúes junto a nosotros la conveniencia de interponer una demanda por despido injustificado y eventual cobro de dinero que te descuenten por seguro de cesantía, para lo cual en su caso te indicaremos la reserva de derechos a poner en el finiquito.

¿Cuándo me pueden aplicar la causal de necesidades de la empresa?

Según el artículo 161 inciso 1° del Código del Trabajo chileno, un empleador puede despedir a un trabajador por la causal de despido de necesidades de la empresa. Aunque el artículo 161 del Código del Trabajo ofrece una base legal para este tipo de despido, la jurisprudencia ha proporcionado directrices más precisas y ha delimitado su alcance de la causal, que no es llegar y aplicarla, pues tiene estrictos requisitos, sin los cuales el despido se considerará injustificado.

Se ha dicho que la causal de necesidades de la empresa, es aquella que postula que el empleador puede invocarla para poner término al contrato de trabajo, siempre que la desvinculación del trabajador se relacione con aspectos de carácter técnico o económico de la empresa, establecimiento o servicio, y que al ser objetiva no puede fundarse en su mera voluntad, sino que en situaciones que den cuente que forzosamente debió adoptar procesos de modernización o de racionalización en el funcionamiento de la empresa, también en circunstancias económicas, como son las bajas en la productividad o el cambio en las condiciones de mercado. Tan así, que el empleador deberá probar si el trabajador demanda, los supuestos de hecho que configuran las razones que lo forzaron a adoptar los procesos de modernización o racionalización en el funcionamiento de la empresa, o de eventos económicos como son las bajas en la productividad o cambio en las condiciones de mercado, que la disposición tantas veces citada señala a título ejemplar.

Dado ello, para aplicar esta causal:

1.- Debe tratarse de aspectos técnicos o económicos o económicos de la empresa.

2.-  Deben ser situaciones objetivas y ajenas a la mera voluntad del empleador. No basta en consecuencia el mero deseo de despedir, restructurar, racionalizar, etc, pues no está presente en el deseo el elemento de la Necesidad.

3.- Debe ser necesario despedir a uno o más trabajadores. Dado esto, debe probar el empleador las razones que lo forzaron a adoptar los procesos de modernización o racionalización en el funcionamiento de la empresa, o de eventos económicos como son las bajas en la productividad o cambio en las condiciones de mercado.

Sobre este mismo punto la causal debe responder a hechos graves y objetivos, según la definición antes entregada, que forzosamente obliguen al empleador a despedir, siempre que se trate de circunstancias externas al establecimiento y que hacen inevitable la expiración del vínculo laboral, como una forma de hacer frente a la racionalización o modernización de las faenas o servicios, a las bajas de productividad o a los cambios en las condiciones del mercado o de la economía”.

Debe recordarse que el empleador tendrá la carga de probar la casual si el trabajador demanda, lo que le traslada toda la dificultad probatoria a aquel. 

Reestructuración y despido ¿Qué dice la ley?

La reestructuración de una empresa se refiere a cambios profundos en su organización o funcionamiento. Podría ser debido a la adaptación a nuevas tecnologías, a la reorientación de objetivos comerciales o a ajustes financieros. Si como resultado de estos cambios, tu puesto de trabajo desaparece o se modifica sustancialmente, la empresa podría considerar tu despido bajo esta causal. Sin embargo, es crucial que:

Se acredite la necesidad: La empresa debe demostrar con claridad la situación que motiva la decisión de reestructurar y cómo esto afecta directamente tu puesto.

Se informe debidamente: Deberías recibir una comunicación escrita que detalle la causa de tu despido y el contexto que llevó a la empresa a tomar esa decisión.

Recibir tu indemnización: Según la ley, si te despiden por necesidades de la empresa, debes recibir una indemnización correspondiente a un mes de salario por cada año trabajado y fracción superior a seis meses, hasta un máximo de 11 años, eventualmente el mes de aviso (según si te avisan o no con un més de anticipación), además de tus vacaciones o feriados adeudados. Ello sin perjuicio que de considerar injustificado el despido, pueda demandarse por tal concepto, lo que es un derecho del trabajador.

Acreditación de la Necesidad en el Despido por Reestructuración

El proceso de reestructuración en una empresa es una transformación profunda que puede tener una variedad de razones: cambios en el mercado, la necesidad de adaptarse a nuevas tecnologías, una reorientación de los objetivos comerciales, o dificultades económicas. Cualquiera que sea la causa, si se traduce en despidos basados en «necesidades de la empresa», la legislación laboral chilena exige que se cumpla un requisito fundamental: la acreditación clara de la necesidad del despido.

La mera mención de que se está llevando a cabo una reestructuración no es suficiente para justificar un despido. La ley exige que la empresa demuestre, con evidencia concreta y tangible, y lo más importante: las razones que la llevan a tomar la decisión de reestructurar. No basta para invocar la causal de necesidades de la empresa que aquella indique que se va a reestructurar, o que se desea reestructurar, deben haber razones técnicas o económicas que muestren que es necesaria la reestructuración y que en virtud de aquella se hace necesario el despido.

  1. Demostración de razones económicas, tecnológicas o estructurales: La empresa debe ser capaz de mostrar documentos, estudios, informes financieros, análisis de mercado u otros registros relevantes que evidencien la situación actual y cómo esta motiva la decisión de hacer cambios estructurales: Reestructurar.

  2. Vínculo directo entre la reestructuración y el puesto de trabajo: No basta con argumentar que hay una necesidad de cambiar. La empresa debe explicar y acreditar cómo esta situación afecta directamente a ciertos puestos de trabajo y, en particular, al puesto del trabajador despedido. Esto podría traducirse en la obsolescencia de ciertas funciones, la automatización de tareas, la fusión de departamentos, entre otros.

Justificación: Es crucial que la empresa pueda demostrar que los despidos son una consecuencia necesaria de estos cambios y no una medida arbitraria. Debe quedar claro que las decisiones tomadas son las últimas opciones viables y no meros caprichos administrativos.

¿Qué sucede si me despiden por una reestructuración pero la empresa no puede acreditar la causal de necesidades de la empresa?

Si la empresa no logra acreditar de manera sólida y convincente la necesidad del despido, el trabajador tiene bases para considerar que su despido ha sido injustificado. En ese caso, puede presentar una demanda por despido injustificado y buscar una compensación adecuada.

La acreditación de la necesidad en un despido por reestructuración no es un mero trámite formal. Es una garantía que busca proteger los derechos del trabajador y asegurarse de que las decisiones de la empresa, por drásticas que sean, están fundamentadas en razones reales y concretas. Como trabajador, es esencial estar informado y saber que, frente a un despido, existen herramientas legales que protegen tu posición y dignidad laboral.

Autor: Francisco Acuña G.
Autor: Francisco Acuña G.

Abogado laboral.

¿Qué hago si me despiden por una reestructuración y creo que es injustificado??

Si eres víctima de un despido por reestructuración fundamentado en la causal de necesidades de la empresa y crees que el despido es improcedente, tienes 60 días hábiles desde ocurrido el despido para demandar por despido injustificado, para que un tribunal del trabajo así lo declare. Esta demanda se hace con abogado laboral, no puede hacerse sin abogado.

Dado ello, si te despiden por una reestructuración, fundada en la causal de necesidades de la empresa, antes de firmar finiquito, contáctanos para evaluar tu caso, decirte que reserva de derechos a escribir en el finiquito y luego que podamos demandar las indemnizaciones que correspondan.

Especialmente aquellos que tengan más de un año de servicio, no firmar finiquito, sin previamente evaluar su caso.

¿Cuándo el despido por una reestructuración será injustificado?

Si la empresa no puede probar que existen razones económicas o técnicas,  que justifiquen la reestructuración y los despidos consecuentes, el despido podría ser considerado injustificado. Ejemplos de ello incluyen:

  • Despidos que parecen estar más relacionados con represalias personales.
  • Cambios que no tienen un impacto económico o productivo claro.
  • Reestructuraciones que no afectan realmente la naturaleza o estructura del negocio.
  • Despidos basados en la mera voluntad de reestructurar y no en razones técnicas o económicas.

Consulta a Costo Cero

Podemos ser tus abogados.

Contamos con abogados laborales especializados. Cobramos sólo siganamos y un porcentaje de lo que obtenemos. Garantía de Tusabogadoslaborales.cl. (*no aplica al representar al empleador).

Te Resulta Útil Este Contenido? Haznos saber con una puntuación!

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Contáctanos y cuéntanos tu caso:

Nuestros Abogados Laborales viajan por todo el país, de Arica a Punta Arenas representando en juicio trabajadores y empresas. Se especializan en materia laboral. Cobro de honorarios es contra resultados. Si perdemos no nos pagas. Si ganamos, te cobramos un porcentaje de lo obtenido. Abogados especialistas en materia laboral.

Scroll al inicio
Llámanos ahora!